Olive Kitteridge, una serie de acción emocional

De Frances McDormand podríamos decir todos que es una gran actriz. Su aparición es una garantía en cualquier película pero, a pesar de la lluvia de elogios y algunos premios gordos, siempre se ha mantenido al margen del recuerdo del público. Ha escogido con precisión sus trabajos y sus experiencias en grandes producciones (Transformers,por ejemplo) le han servido para ingresar un poco en su cuenta corriente esperando proyectos que, en realidad, la llenen personalmente.
Leyó Olive Kitteridge, se enamoró de la novela, del personaje, compró los derechos y se encargó personalmente en llevarla a la pequeña pantalla. Contrató directora, guionista, buscó compañeros de reparto y convenció a HBO para que la emitieran. Un proyecto pequeño, cuidado con esmero y cariño, consciente que el material que tenía entre las manos no podía usarse a la ligera.
Cuatro episodios magníficos que nos cuentan las vivencias de una mujer con muy mal carácter que amarga la vida a todos aquellos que la rodean, incluso a su propio marido (Richard Jenkins) y a su hijo. Su vida, llena de desilusiones, frustaciones y sueños rotos es el eje principal del cual giran todas las tramas. Lejos de ser una serie de la cual poco interés puede haber mas que contemplar la vida de una mujer en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra, los cincuenta y cinco minutos de cada episodio pasan sin darse cuenta. Su guión, bien estructurado, no pierde el interés en ningún instante, algo que tiene gran parte de culpa el personaje principal que atrae como un agujero negro las miradas, las exclamaciones y las sorpresas de los espectadores.

olive-kittridge-

Porque en Olive Kitteridge es una serie de acción pero hay emociones en lugar de explosiones, sonrisas por fuego, tristeza como una persecución frenética, siempre a punto de alcanzarte, y dolor como si fueran puñetazos en el estómago. Suceden tantas cosas invisibles, indetectables, pero a la vez cercanas e identificables con cualquiera persona humana, que cuatro episodios parecen pocos.
Es desde ya uno de los grandes personajes femeninos de la reciente historia televisiva (perdóname Alicia Florrick) y el trabajo de Frances McDormand sería, a día de hoy, imperdonable que no se le reconociera su trabajo con un premio, así como el del siempre magnífico Richard Jenkins.
Una de las mejores series del año. Ahora que empiezan a configurarse las tan odiadas listas, la veréis.

Hachiko: el cine es mentira

No es que no me gusten las películas de animales. Como con todas, al fin y al cabo, si entretiene no le doy ascos a nada.
Incluso aquellas en las que los pobres animales mueven la boca y hablan.
Confesad, malditos. Todos hemos sido pequeños y las hemos visto con los ojos como platos.
Menos mal que hemos crecido y las modas han evolucionado, no sé si para bien.
Pero ahora la tendencia en el cine es contarnos historias maravillosas sobre perros, gatos, caballos, ballenas o delfines y la extraordinaria relación que mantienen con los dueños que le han salvado la vida. Tampoco nos olvidemos de aquellas historias que, aunque separados por el destino durante años, el final feliz nos demuestra que la amistad con un animal es para siempre. Son películas hechas para el público infantil y juvenil, y desgraciadamente a menudo se trata al pequeño espectador como un imbécil, alejándolo de la cruda realidad del mismo modo que con Disney algunas chicas siguen esperando al príncipe azul.
 

[Read more…]

Todo sigue maravillosamente igual para The Bird and The Bee

the-bird-and-the-bee-undone-cover
Hay días que uno no deja de pensar en una cosa. Y necesita tenerla. Poseerla. Escucharla. Oírla. Acariciarla, tal vez. Y no existe nada más en el mundo que el dichoso deseo que no se va nunca de la cabeza.

Ahí estaba el sencillo de The Bird And the Bee desde hace unos meses. Salió en todas las plataformas. Estaba al alcance de mi mano. A un clic.
Con lo fácil que es escuchar música hoy en día y aquí estaba yo, resistiéndome como un maldito cabrón.
No es que tuviera la sensación que fueran a decepcionarme.
Tras el espectacular anterior disco (del qual ya hable hace un tiempo aquí), esperaba ansioso de más canciones. Como ya os podéis imaginar terminar un disco y tener ganas de más no sucede muy a menudo. Así que respiré hondo y esperé y esperé.
Ni siquiera el tributo a Hall & Oates que tan bien supieron interpretar logró apaciguar la espera.
Y de repente se estrena una película.
Una de aquellas que algún día veré cuando la echen en un canal público, cuando tenga todas las series del momento al día y la larga lista de películas por ver: Sex Tape.
Desconozco las razones por las que se incluyó el tema Undone en la banda sonora del film protagonizado por Cameron Diaz. Intuyo que el cambio de la página oficial de la banda se debe a que están preparando nuevo disco.
Así que esta noche he decidido escucharlo, y ahora que la llevo escuchada unas seis veces seguidas, he de decir que nada ha cambiado en The Bird And The Bee.
Todo sigue maravillosamente igual.
Por supuesto que habrá que escuchar el disco entero pero parece que Inara George no suena tan inocente como antes. Suena más directa, con más matices vocales. De Greg Kurstin siempre llaman la atención por sus producciones llenas de sorpresas en diferentes escuchas.
Undone es divertida y pegadiza, sin rodeos ni desaceleraciones.
Mirad, mirad y esuchad.

Lucy, la nueva esperanza de Scarlett Johansson

Érase una vez una mujer señalada como la más sexy del planeta.
Desde entonces, su vida ya no fue nunca más la misma.
Marcada como si dicho título fuera una maldición, Scarlett Johansson ha luchado contra viento y marea para reivindicarse una y otra vez para demostrar que es algo más que una mirada, unos labios, unos ojos, y porqué no decirlo, unas tetas y un culo.
Desde bien pequeña, la actriz ha participada de una manera más o menos natural en producciones de todo tipo, hasta que Robert Redford y los Coen la ficharon para sus películas.
Hasta entonces todo bien. Aún conservaba un aire inocente en su interpretación, sin fijarse demasiado en lo bien de iluminados que quedaban sus pómulos.
No sé si a día de hoy aceptaría participar en gamberradas tan divertidas como Arac Attack (2002) o la pequeña película indie Ghost World (2001).
Pero al fin y al cabo todos tenemos que comer.
Aunque si hay que echarle la culpa a alguien se la tenemos que dar a Sofia Coppola, quien la dirigió en la sobrevalorada Lost in Translation (2003) que se inicia, recordemos, con un plano de las bragas transparentes de la joven actriz ocupando toda la pantalla.
A partir de ahí, Scarlett Johansson se convirtió en un personaje más.
Elevada a categoría de estrella y, por tanto, en objetivo de miles de cámaras.
Nunca sabremos si las actuaciones fuera de pantalla, los esfuerzos en ser una femme fatale constantemente, le debe haber cortado el proceso en su crecimiento como actriz.
Porque no nos engañemos, Scarlet Johansson no es una buena actriz. Y aún tenía margen de mejora.
Fue notable en Match Point (2005) pero en todas las demás, la actriz se limita a ser un maniquí con diferente peinado, maquillaje y vestuario. Siempre con la misma cara forzada, como si un paso en falso en su reputación de actriz sexy se pudiera tambalear en cualquier momento e irse al traste un futuro prometedor económicamente. Su mejor actuación, a día de hoy, es en Her (2013) , donde no se la ve en ningún momento.
Todo esto es por la inminente llegada de Lucy (22 de Agosto) dirigida por Luc Besson, la qual todo lo visto hasta ahora promete y mucho, pero desde Leon que uno espera una película suya que esté a su misma altura.
Quién sabe si la interpretación de Scarlett Johansson ensuciará el resultado final, si a partir de ahora toda producción debe ser protagonizada por un actor o un actriz más pendiente de su instagram que de sus dotes interpretativas, que al fin y al cabo, alteran lo que podría ser una buena película.

Todd Terje, el bello verano

Un director de una radio noruega se negó a pinchar una canción de Todd Terje diciendo que sonaba a “musica de fondo en un bar de playa”. Preguntado por ello más tarde, aseguró que estaba de acuerdo con la descripción, afirmando que era música bailable de ascensor.
Me cuesta recordar un ascensor con hilo musical, pero todos sabemos lo que quiere decir.
Música que acompaña sin distraer, divertida pero comedida, alegre y no exagerada. Todo lo contrario a la discografía sobrevalorada de Moby, por ejemplo, cuyas canciones no logran ser buenas ni en un ascensor ni en un supermercado.
Así que la primera propuesta en largo de Todd Terje con su “It’s album time” es tan seductora que describirla como música de fondo o de ascensor es tan limitada como acertada.
[Read more…]

Karen O y las bandas sonoras

Karen Lee Orzolek, más bien conocida por Karen O es la vocalista y auténtica lider de la banda Yeah Yeah Yeahs. De padre polaco y madre coreana se mudó a temprana edad a Los Angeles donde rápidamente llamó la atención en el escenario por su vestuario y actitud tras el micrófono.
Hay gente que nace para el espectáculo.
Con tan sólo cuatro discos en diez años, Yeah Yeah Yeahs goza de una buena reputación y los álbumes son escuchados con suma atención.
Pero siempre ha sido una banda muy irregular y no ha hecho un disco redondo que los acaben de consagrar.
Eso sí, han firmado muy buenos temas. Una cosa no quita la otra.
Por eso, quiero concentrarme en la faceta de Karen O en muchas bandas sonoras.
Ha participado en la banda sonora de “Jackass 2 “y “Jackass 3D”.
De la fantástica película “I’m Not There”, cuya banda sonora ya merece un escrito a parte, hizo una versión más que notable de “Highway 61 Revisited” de Bob Dylan
Ha puesto voz al proyecto musical de David Lynch y junto a Robert Smith yPassion Pit es parte de la banda sonora de la reciente “Frankeweenie” de Tim Burton.
Ya con esta última se puede intuir que las fronteras musicales de Karen O no tienen límites y parece atreverse con todo.
De hecho, con la libertad que le dio Spike Jonze, a quien conoció en un anuncio de Adidas, en la maravillosa “Where the Wild Things Are” ya se alejaba completamente del perfil musical de Yeah Yeah Yeahs.

La actitud punk con su banda desaparece por completo y encontramos una artista con muchas versatilidad.
Trent Reznor la llama para participar en la versión de Led Zeppelin que abre la película “The Girl with the Dragon Tatoo” con uno de los títulos de créditos más notables del cine reciente.

Fue recientemente nominada en los Oscar por la sencilla pero emotiva “Moon Song” de la pel´cula también dirigida por Spike Jonze, “Her“, con Ezra Koening, líder de Vampire Weekend

Muy decepcionante el disco grabado el año pasado con Yeah Yeah Yeahs, el muy flojo Mosquito (2013). Aún así, Karen O parece dejar poco a poco de ser un personaje y se está convirtiendo en una figura seria y muy a tener en cuenta del panorama musical actual.

Happy Valley, la felicidad no existe

A éstas alturas ya sabemos todos de las bondades de las series británicas.
Lo bien que sientan las temporadas cortas a los argumentos, sus interesantes historias, su valentía para afrontar todo tipo de géneros, la veracidad de las interpretaciones.
De hecho, uno de sus grandes aciertos es la apuesta por actores relativamente poco conocidos; algo que en una producción española cuesta de ver.
El día que una cadena española dé el visto bueno a una serie encabezada por alguien poco conocido será el principio de un cambio en la ficción estatal.
Para ser justos, más de una veza la audiencia ha demostrado poca confianza en ficciones protagonizadas por actores alejados del circuito de las redes sociales y revistas.

[Read more…]

Yelle: Enjoy Life

A pesar de que ahora, con tan sólo dos discos a sus espaldas, y con más de tres años tras el segundo, poca gente tiene presente a la banda francesa, hay que darle a la banda, también compuesta por Grand Marnier y TEPR, la importancia de exportar la música cantada en francés por todo el mundo que no fuera la habitual canción de autor francesa.
Recorrió muchos países y fueron teloneros de Mika y Katy Perry los llamó expresamente para que recorrieran el Reino Unido en su gira de 2011.
Su primer éxito fue “Jeu Veux Te Voir”, una canción protesta contra un rap de TTC, antes titulada “Short Dick Cuizi”.

En Otoño de 2014 se publicará su nuevo disco del que de momento sólo han avanzado el single “Bouquet Final”, un tema menos bailable. Sus integrantes hablan de Madonna, Blur, Red Hot Chili Peppers, Prince y Cindy Lauper como referencias pero poco hay que acordarse cuando se escucha Yelle.

Es un grupo electrónico que parece una mezcla de La Roux y CSS, cuyo único propósito es entretener, hacer bailar y pasárselo bien. Originalmente, el nombre era un acrónimo de You Enjoy Life pero otra banda ya tenía el nombre registrado y optaron por darle un aire femenino al nombre. Así que con esto ya está todo dicho.

Especialmente pegadizo es el single “Ce Jeu”, posiblemente su canción bandera de un pequeña carrera con muchos menos temas inspirados que los deseados. A pesar de ellos, hacen pasar un buen rato y son casi imprescindibles en algunos días de verano.

La banda sonora de tu vida

Rob Gordon, protagonista del libro High Fidelity, tuvo el impulso en un momento de su vida de clasificar los discos de modo autobiográfico. Así podía ver el modo en que había pasado de una banda a otra. Una peculiar manera, como cualquier otra, de ordenar su extensa colección de vinilos. Su misión era tan titánica e imposible que obligaba a muchos lectores (o espectadores en su adaptación al cine) a hacer uso de su memoria para rebobinar lo más atrás posible y recordar las primeras canciones con las que bailábamos, los primeros discos que escuchamos y los que compramos. Las bandas que se convirtieron en nuestras favoritas, aquellas con las que decorábamos nuestras carpetas y las habitaciones.
[Read more…]

La Casa Azul: Lo difícil es hacer reír

40222-944-529
Tras más de una década y decenas de canciones y sentimentos más tarde, aún hay quien cree que La Casa Azul es sinónimo de música pegajosa, alegre e infantil dicho de un modo peyorativo.
Seguramente los que fruncen el ceño con la música de Guille Milkyway harían ascos de The Supremes, Earth Wind & Fire y a los mismísimos Beatles, por decir sólo algunos, si surgieran en la actualidad.
[Read more…]