Six Seasons and a movie

Tuvieron que pasar tres temporadas cuando finalmente me acerqué a Community.
Una desgracia afortunada pues pude ver un episodio tras otro, sin la larga espera de una semana para el siguiente capítulo.
Los más de cincuenta episodios no duraron más de cuatro días y ahora, mientras escribo estas líneas,
aun guardo tanta admiración por la serie que seria capaz de verla otra vez y reírme sin parar.
Community, creada por Dan Harmon,  no tiene ningún línea argumental.
Explicarla con la premisa que siete estudiantes de todas las edades se reúnen para estudiar (español en la primera temporada) sería una manera muy injusta de definirla.
El guión, rápido y bien escrito, bien interpretado por un puñado de actores, está llena de humor autorreferente, de la cultura popular del cine y la televisión pero no es tan solo eso.
Hay capas y capas donde escarbar, se mire por donde se mire, hay un elemento que suma a la sonrisa, no tan solo en los personajes secundarios (que haberlos haylos y, además, extraordinarios) si no en la capacidad elástica de reinventarse y en encontrar diferentes formas de narrar un episodio.
Nunca he visto una serie con tantos recursos imaginativos. Tiene su mérito tras muchos capítulos.
Pero hay que decirlo todo: Community es para aquellos freaks snobs que a menudo se creen muy inteligentes. Solo si uno conoce las series y películas en las que se basa el humor logrará reír.
De lo contrario, uno puede llegar a detestar esta serie.
Porque su humor no nace de una situación generada por los personajes sino por el universo de referentes del que bebe. Así de sorprendente y fácil.
Una desventaja que a menudo encuentran algunos para menospreciar la serie aunque ya sabemos que criticar es una costumbre fácil con la que llenarse la boca.
El insólito despido de Dan Harmon ha dejado un vacío enorme y en  el inicio de su cuarta temporada parece no ir a ninguna parte y las sonrisas provienen del recuerdo de lo que un día fueron los personajes. Ni siquiera Chang ni los disfraces de Dean, ambos brillantes, se encuentran sin minutos de oro. Pero por lo que han dejado por el camino tienen suficiente crédito como para olvidar una temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: