Hachiko: el cine es mentira

No es que no me gusten las películas de animales. Como con todas, al fin y al cabo, si entretiene no le doy ascos a nada.
Incluso aquellas en las que los pobres animales mueven la boca y hablan.
Confesad, malditos. Todos hemos sido pequeños y las hemos visto con los ojos como platos.
Menos mal que hemos crecido y las modas han evolucionado, no sé si para bien.
Pero ahora la tendencia en el cine es contarnos historias maravillosas sobre perros, gatos, caballos, ballenas o delfines y la extraordinaria relación que mantienen con los dueños que le han salvado la vida. Tampoco nos olvidemos de aquellas historias que, aunque separados por el destino durante años, el final feliz nos demuestra que la amistad con un animal es para siempre. Son películas hechas para el público infantil y juvenil, y desgraciadamente a menudo se trata al pequeño espectador como un imbécil, alejándolo de la cruda realidad del mismo modo que con Disney algunas chicas siguen esperando al príncipe azul.
 

[Read more…]